¿Y vos? ¿A qué le tenés miedo?

¡Hola! Hoy te vengo a hablar de algo sobre lo que ya hablé un poco: ¡los miedos! Esta semana, navegando por distintos grupos de facebook, en uno llamado “Viajar solas-grupo exclusivo para ellas” encontré esta pregunta: “Hola Grupo! Un término común que veo en varios post es el miedo de viajar solas. Me parece interesante. ¿A qué le temen exactamente?” Y me sorprendí al ver que ese post ¡tenía más de 200 comentarios! Me pasé un largo rato leyendo, y me movilizó tanto que quise traer mi devolución, así que fui anotando los temores que se repetían y acá te vengo a ofrecer mi punto de vista, en base a mis experiencias y años viajados.

Creo que este es un tema que da para hablar y hablar, que surge en cualquier charla entre viajeros, y más aún entre viajeras. ¿Quién no sintió miedo de salir de viaje sol@? Y estando ya de viaje, ¿Quién no sintió algún tipo de temor? Viajar conlleva un grado de adrenalina que indefectiblemente hace que el miedo sea un sentimiento común a muchos de nosotros. La misma definición de la RAE, lo trae implícito: es el recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea.

que-me-vas-a-hablar-de-miedos
Yo le tengo miedo a los aviones, ¿Y vos?

Acá te cuento sobre las respuestas que más se repetían y  mi posición al respecto.

Miedo a la soledad, a aburrirme y a no tener con quién hablar.

Todo esto te va a pasar. Te vas a sentir sol@ alguna vez, y te vas a aburrir otras. Pero te juro que de esos momentos también vas a sacar conclusiones que te van a servir para algo en el futuro. Por otro lado esos ratos de soledad suelen ser cortos, y luego compensan con experiencias mucho más intensas que vas a vivir tal vez al poco tiempo de haberte sentido tan sol@.

la-soledad-en-los-viajes
A pesar de mi sonrisa, este fue un día que me sentí muy sola en Mallorca.

A enfermarme y estar solo.

En general si te enfermás y estás sol@, ahí te vas a dar cuenta de la solidaridad del ser humano. Lo más común es que la gente de tu alrededor intente ayudarte. Hace muchos años en Río de Janeiro me intoxiqué por tomar agua de la canilla y terminé internada con suero. Estaba en un hostel y cuando me dieron el alta el chef de allí me cocinó menús especiales y gratis, y toda la gente que estaba alojada en el hostel me cuidó un montón. Cosas así te van a pasar.

A salir del país o a que el otro país sea inseguro.

Mis consejos acá son: 1) Si nunca viajaste sol@, empezá por lugares cerca, y dentro de tu país. Con el tiempo te irá picando el bichito de seguir viajando y ampliando las fronteras. 2) Averiguá en los foros y grupos de facebook acerca del lugar al que querés ir, para tener una idea de cuán peligroso puede ser.

Miedo a irme lejos.

El otro día un amigo me mandó este post de Alan por el Mundo que me encantó. Irse lejos dá otras perspectivas, ¡no lo descartes! Conocer otras culturas y modos de vida te hará  conectar mucho más con tu persona y tu identidad.

Miedo a perderme.

Podría poetizar sobre que perderse es encontrarse. Pero más lógico es apelar a Google Maps, o aprovechar que estás perdid@ para socializar. La gente siempre te va a ayudar a encontrar ese lugar que estás buscando. Si estás en una ciudad con muchos callejones, o peligrosa, o fácil para perderse, la solución es no andar sol@ muy tarde, y si podés pagarlo, manejarte en taxi o uber.

explicacion-para-llegar-al-hostel
Cuando le pedís a un desconocido información y ¡te dibuja un mapa!

A no poder comunicarme por no saber el idioma, sobre todo inglés.

Es verdad que el inglés ayuda, y es un idioma bastante universal, pero tampoco es la solución a todos los casos. Por ejemplo en China o en Francia no te va a servir demasiado.  Acá te puedo dar varios consejos: 1) Que hagas algún curso básico de inglés; 2) Que hasta que tomes coraje de salir hacia lo desconocido, viajes a países hispanoparlantes, que por suerte hay un montón; 3) Que uses el google tanslate; 4) Que no tengas tanto miedo, siempre va a haber alguien que te ayude, y un poco de aventura ¡no está nada mal!

A que me secuestren, me roben, me violen, me lleven como trata de blancas, me desaparezcan o me maten.

Este es un miedo bastante fundado. Vivimos en un mundo complicado, la mayoría de la gente es buena, pero hay de todo. No voy a minimizar lo que pasa, ni mucho menos los casos de mujeres que salieron de viaje y nunca volvieron, o aquellos que murieron en un ataque terrorista. Es terrible. Es tristísimo. Acá yo siempre digo que hay un porcentaje que se evita cuidándonos, y hay un fucking porcentaje de mala suerte. 

Me cuesta elegir las palabras en este caso, ya que es un tema muy delicado y empatizo con todo aquel que la pasó mal. Mi mejor consejo es que siempre te manejes con tu instinto, si algo no te huele bien, no importa quedar como tonto, ¡alejate de la situación! Quedará como una anécdota si después  no era nada, pero evitás pasarla mal en ese momento. Y si tu temor es muy fuerte, vuelvo a los consejos anteriores, empezá viajando por lugares donde no salgas tanto de tu zona de confort.

A lo desconocido.

Este miedo se tiene en cualquier aspecto de la vida. Cuando empezás la facultad o un nuevo trabajo, si estás esperando un hijo, si te mudás de ciudad o país… en fin, lo desconocido siempre da temor, pero a la vez es la forma de mantenernos vivos. Acá mi mejor consejo es que compres tu pasaje, aunque tengas miedo. Como dice la canción “¡se hace camino al andar!” Ya vas a ir perdiendo el miedo a medida que veas que no pasa nada.

Miedo a tomar un avión

Sobre esto no me queda otra que confesar: ¡yo sigo teniendo terror! Pero no por eso dejo de volar, todo lo contrario. Me llevo música, respiro hondo, rezo un padrenuestro que me inventé tipo mantra y bueno, ¡que sea lo que diosito quiera!

volar-entre-nubes-me-da-miedo
¡Volar entre las nubes me da una mezcla de amor-terror inexplicable!

Miedo al que dirán, a que me critiquen o me juzguen por viajar sol@.

En mi presentación del blog te conté que antes de empezar a viajar de mochilera nunca me había representado la idea de viajar sola, justamente por la mirada del otro. Por eso empecé viajando con amigas, y varios años después finalmente me animé a salir sola. Una vez que ya empezás a viajar, te das cuenta que la mirada del otro es eso, del otro. No debería importarnos porque al final es toda gente que no nos vamos a volver a cruzar y porque además realmente no tiene ninguna importancia.

Miedo a ir a un restaurante sol@.

Esto es difícil al principio, no te voy a mentir. Pero hay muchos recursos para superarlo: hoy el celular es un gran aliado para no sentirnos sol@s. Pero también podés llevarte música o un libro, hacer “mealsurfing”,  conocer gente en los hostels, por foros o por couchsurfing y quedar con ellos. O directamente intentar no ir a restaurantes solo y comer en el alojamiento.  Las opciones son muchísimas.

miedo-a-cenar-sola
Sí, ¡todo esto comí sola! ¡Y no me dió vergüenza!

Miedo a viajar sin pareja.

Creo que tiene que ver con el punto del que ya hablamos: miedo al qué dirán. No debería ser un obstáculo para viajar. Quien te juzgue por ello estará espejándose en sus propios traumas  o costumbres, y eso no tiene nada que ver con vos.

A perder tiempo por no tener conocimientos sobre el lugar.

Hoy con “San” Google, esto no debería ser un problema. Todo se puede googlear previamente a viajar. ¡Tampoco seas vago! :p

Miedo a ser muy viejo.

Muchas veces yo misma pienso que me gustaría haber empezado a viajar de más joven. Pero es como el meme de la Rana René: después veo gente de 80 años con la mochila en la espalda ¡y se me pasa! No tengas miedo a viajar sol@  porque además, los viajeros no tenemos edad: todos tenemos el mismo sueño, los mismos deseos y los mismos temas de conversación.

meme-rana-rene
De la página: https://www.generadormemes.com/meme/mk9yrxpovb978wtsqt5x1ywkhewkp4qonjl2giuk293dtstv1vkepeuxzc0xp4e/

Antes de terminar...

Ya lo conté en este post: yo era una persona llena de miedos. ¡Y aún lo soy! Pero respecto a viajar no lo sé, creo que nunca lo fui. Todo lo contrario, viajar me produce mariposas en el estómago, similares a las que sentís al enamorarte. De hecho me he dado cuenta que creo que ¡no hay cosa que me guste más en el mundo! Cada vez que por algún motivo me imaginé no viajando más, ¡ahí sí que morí de miedo! 

A todo esto, ¡como me cuesta acortar los posts! Soy charleta, así, por naturaleza… La verdad quería agregar algunas cosas y contarte sobre situaciones en las que tuve miedo pero que al final terminaron bien. Pero ya me excedí de largo. Así que voy redondeando.

Mis conclusiones:

La principal manera de superar los miedos es enfrentarlos. Hacer las cosas aunque te generen temor  o resistencia. Que no te importe ni el que dirán, ni sentirte sol@, ni sentarte sol@ en un restaurante. Luego por supuesto, cuidarse siempre. El miedo también puede ser un alerta, un llamado de atención y no hay que pasarlo por alto en este caso.

En relación a los viajes, lo mejor es empezar de un modo en que no salgas tanto de tu zona de confort: viajá dentro de tu país, donde entendés el idioma, movete mayormente de día y alojate en el centro o en barrios seguros. Y sería importante que previo al viaje aprendas sobre el sitio al que vas a viajar: podés leer blogs, opiniones de viajeros y foros, todo eso te va a dar cierta seguridad, para que vayas más tranquil@.

Creo que hablar del tema es también una forma de enfrentar nuestros temores, y hasta de cuidarnos entre todos. Así que si querés seguir conversando ¡te leo en los comentarios! Contame: ¿Cuáles son tus miedos y tus inseguridades a la hora de planear un viaje? ¿Alguna vez sentiste miedo viajando? ¿Fue realmente una situación peligrosa o solo una sensación?

¡Nos vemos en una semana! ¡Abrazo viajero!

Seguime en las redes:

    6 comentarios en «¿Y vos? ¿A qué le tenés miedo?»

    1. Se ve que me gusta la adrenalina ‼️no tengo miedos. Disfruto viajar sola y tomar mis propias decisiones.
      Situaciones difíciles e imprevistas hay en cualquier lugar, lo bueno es resolverlas cómo se puede. Tengo más temores de viajar en mi país o latinoamerica. Pero entraron a robarnos en Londres, me dirás noooo, pero sí.
      A viajar con los consejos de Suely y disfrutar todooooo
      Siempre habrá alguien dispuesto a ayudar sobre todo si me encuentran a mi, ja ja

      1. ¡Que lindas tus palabras y el mensaje que dejás! No tener miedos, disfrutar tus propias decisiones y ayudar a otros viajeros… ¡Sos la compañía que todos quisiéramos encontrar en nuestros viajes! ¡Gracias por tu comentario, Lili! ¡Abrazo grande!

    2. Me encantaron las reflexiones del post!. Creo que son cosas que todos los que viajamos nos planteamos o deberíamos plantearnos. A nosotros cuando hay países con idiomas raros, además nos gusta aprender palabras, números o preguntas y respuestas básicas del idioma local (incluso la gente de CS local te puede ayudar y ya habrás conocido gente antes de llegar), eso siempre hace brillar los ojos y sacar una sonrisa a la gente. Les recomiendo mucho además de Google Maps, instalarse en el celu el Maps Me, que se puede usar para ver lugares y recorridos con el GPS pero offline sin internet (ya que en otro país muchas veces no tenemos) y tiene a veces aún más detalle que Google Maps. Abrazos Sue y gracias por hacernos pensar y viajar en tus posts

      1. ¡Gracias Migue! Uds que son viajeros experimentados siempre tienen un buen tip bajo la manga, ¡gracias por compartirlos! Lo de aprender unas palabras del idioma local me parece fundamental, pero se me pasó de escribirlo, jeje. Mínimo estas cuatro expresiones: por favor, buen día, permiso y gracias. Gracias por recordarlo, uds son mis mentores jejej.
        ¡Abrazo enorme para los dos!

    3. Que lindas palabras, te felicito. La vida es un viaje, buscando experiencias nuevas todo el tiempo. Lo que hoy nos divierte mañana quizás no, de allí tenemos que ir por más. Hoy tenemos un sueño y cuando lo logramos y enfrentamos, obvio, queremos otro. Vivamos soñando, y viajando con nuestros sueños. No los dejemos en una mochila, sino siempre en el corazón a punto de salir. Viajar al exterior, al pueblo cercano o por nuestra misma ciudad, porque no; nos hace ver que lo único que necesitamos para ello, es el DESEO de hacerlo……Exitos….Nunca dejemos de desear…

      1. ¡Hola Celina! ¡Sos toda una poeta! Gracias por tus palabras, y adhiero a tu final… ¡nunca dejemos de desear!
        ¡Abrazo grande!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.