Cinco lugares tranquilos y relajados para pasar el día en el Valle de Calamuchita

El Valle de Calamuchita es como mi segundo hogar. Fui muchas veces, sin exagerar, seguro más de treinta. Es que para nosotros los rosarinos es una escapada ideal, cualquier fin de semana largo nos viene bien ir allá, porque nos queda a solo 400 km y se llega entre cuatro y cinco horas. Entre todas las regiones serranas de Córdoba, el Valle de Calamuchita es mi preferida. El verde allí es más intenso, hay muchos ríos y grandes lagos, hay sierras chicas y sierras grandes, hay historia, cultura y gastronomía y además ¡el paisaje cambia cada diez minutos!  

valle-de-calamuchita
Camino de Los Reartes a La Cumbrecita

Lo que más me sorprende del Valle es que no importa cuántas veces vaya, siempre encontraré un rinconcito nuevo que antes no conocía. Y hoy te quiero compartir algunos de mis preferidos: cinco lugares “tranquilos y relajados” para que te desenchufes, para que disfrutes de la naturaleza y para que respires aire puro y fresco. De paso sirven para respetar el distanciamiento social, ya que generalmente hay poca gente en ellos.

Sin más preámbulos, allá vamos!

1) San Miguel de los Ríos.

Ubicado a sólo 8 km de Yacanto de Calamuchita, se llega a través de un camino de ripio repleto de subidas y bajadas, ideal para recorrerlo en bicicleta o moto. Allí los ríos San Miguel y Tabaquillo se unen formando el río Santa Rosa. Al llegar te encontrarás un lugar súper tranquilo, ideal para desconectarte y olvidarte del celu (no hay ni una línea de señal). Nosotros llevamos pan casero, un quesito de campo, un salamín, y obviamente, muchos mates, y nos pasamos una tarde increíble, jugando como niños, entre picada y risas. Como fuimos en invierno, pasada la hora del sol debimos partir, ya que refresca mucho.  

san-miguel-de-los-rios-valle-de-calamuchita
San Miguel de los Ríos.

En San Miguel de los Ríos hay un camping muy hermoso, pero que solo funciona en verano. El mismo además cuenta con dormis, departamentos monoambientes y cabañas. Un poco más alla del río, subiendo, se llega a las tres cascadas, que se encuentran en una parte donde el río Tabaquillo está encajonado. Yo aún no fui, pero es uno de mis paseos pendientes para cuando vuelva a visitar el Valle de Calamuchita.

2) Parque temático Peñón del Aguila, en La Cumbrecita.

Esto fue un descubrimiento para mí. Había ido muchas veces a La Cumbrecita, pero nunca al parque del peñón. No sé explicar bien cómo es la cuestión. Supuestamente la entrada se paga y sale $ 500, pero también en el pueblo hay muchos tickets “de cortesía” que te incluyen: la entrada al parque, el tren (que está buenísimo) para llegar, el acceso al restaurante y el senderismo autoguiado, que lleva alrededor de una hora. O sea, salvo que compres alguno de los pases de aventura para hacer rappel, tirolesa, arborismo y otras actividades, el resto parecería ser gratis, o a un precio que vale la pena pagar. Su restaurante es bellísimo: con vista panorámica a todo el parque, ofrece cervezas artesanales y gastronomía de origen centroeuropeo.

parque-tematico-peñon-del-aguila
Parque temático Peñón del Águila.

Yo fui en semana santa y me tocó un día de lluvia. ¡Los colores estaban súper resaltados! Fue un placer hacer esa caminata, que pasaba por cascadas, puentes colgantes y pinos salpicados de gotas de lluvia. Como premio, al llegar me esperaba mi amigo José con una deliciosa cerveza negra y unos quesitos y maní.

El parque posee también cabañas, con vistas espectaculares de las Sierras de Calamuchita. Más info, acá: https://penondelaguila.com.ar/parque/

3) Los Reartes.

Esta pequeña localidad es el lugar que nunca puede faltar en mis viajes. A 8 km de Villa General Belgrano, tan vecinas y tan distintas: la Villa es un pueblo de origen alemán, y Los Reartes, de fuerte origen criollo. Sin embargo, ambas conviven pacíficamente y se retroalimentan: una tiene la joda, la otra el río. Para mí  es un destino ideal para hacer base: a diferencia de su vecina, posee ese río maravilloso, es más tranquila y lo mejor de todo: mucho más barato para alojarse.

Los Reartes es la localidad más antigua del Valle de Calamuchita. De fuerte identidad criolla, su pequeño centro remite a una argentina colonial, con sus muros de adobe, sus calles de adoquín y hasta una pulpería: “Don Segundo Sombra”, inaugurada en 1929. En dicho centro podrás degustar unas ricas humitas, o alguna de sus deliciosas comidas caseras, preparadas en hornos de barro.

los-reartes-valle-de-calamuchita
Río Los Reartes.

El río Los Reartes es de aguas tranquilas y cristalinas, que a veces se tiñen de un tono amarillento. Su arena es fina y blanca. A orillas del río hay parrilleros que se pueden usar gratuitamente, y que en general no suelen estar llenos de gente, lo que para Córdoba es una rareza.  

los-reartes-calamuchita
rio-los-reartes-calamuchita
aguas-cristalinas-rio-los-reartes
paisaje-los-reartes-calamuchita

4) Rio del Medio y bodega “Las Cañitas”.

A este rincón paradisíaco sólo llegarás en auto. Primero tenés que tomar el camino que va a La Cumbrecita. Antes de llegar a Villa Berna vas a ver un cartel que dice: Bodega Las Cañitas. Ahí tenés que desviar por un camino de ripio que te va a llevar hasta esta capilla:

capilla-bodega-las-canitas

En la bodega podés hacer la visita guiada, donde te van a explicar cómo el vino que ellos hacen se impregna de los aromas de las sierras: de los pinos, las zarzamoras y la peperina, lo que los vuelven tan especiales. La página de la bodega es esta: https://www.bodegalascanitas.com.ar/

Luego de la visita, te recomiendo estacionar el auto cerca de donde está la capilla, y si te animás a hacer caso omiso al cartel de “no pasar” y caminar hasta donde se encuentra el río, te vas a encontrar un paisaje que te va a dejar boquiabierto. A mí me hizo acordar al sur argentino, por un momento sentí que había llegado a Bariloche. Y lo más lindo es que ¡no va nadie! Ideal para estar tranquilos en estos tiempos de pandemia. Allí no hay negocios, así que al menos ¡llevate agua! (o un vino de la bodega, ¡cuac!). Este es otro lugar ideal para el pancito casero y la picada.

5) Puente blanco, camino a Yacanto.

proximidades-de-puente-blanco

Por último, este lugar que conocí en mi último viaje. A Yacanto generalmente se llega por el camino asfaltado de Santa Rosa de Calamuchita. Pero hay otra forma de ir que es más pintorezca: por el camino que va de Los Reartes hacia La Cumbrecita, pasando Athos Pampa hay un desvío (de ripio) que también te lleva hasta Yacanto. Aproximadamente a mitad de camino se encuentra “Puente Blanco”.

En el mismo Puente Blanco es donde para todo el mundo, y suele estar un poco sucio. Pero nuestro secreto que acá te revelo, es seguir un poquito más con el auto, estacionarlo unos quinientos metros más adelante y bajar caminando por los senderos naturales que te llevarán hasta el río, que es el Santa Rosa.  Allí la tranquilidad y el paisaje son impresionantes. Hasta hay algunos sitios con un poquito de arena donde poder sentarse y tomar solcito. Como todo río de montaña, es cristalino, tiene pequeños rápidos y ollitas, que si el clima acompaña son hermosos para tomar un baño, si sos valiente, ¡porque el agua es bien fría! Como en el lugar anterior, te aconsejo que te lleves lo que quieras comer, porque no vas a encontrar nada por allí. Y no hace falta aclarar, pero todo lo que lleves, debe volver con vos, ¡nada de dejar basura!

Hablame de tranquilidad.

En estos tiempos locos, podés elegir. Podés ir al Valle de Calamuchita y quedarte paseando o comiendo por el centro de Villa General Belgrano o de Santa Rosa, donde la gente se amontona (porque evidentemente a la mayoría le encanta amontonarse, independientemente de la pandemia), o podés elegir uno de los miles de lugares desolados que hay por todo el valle. En mis viajes a Córdoba salvo pocas excepciones no suelo hacer mucho más que comer y conocer lugares nuevos, pero en todos estos sitios que te nombré podés también hacer actividades outdoor, como caminatas, trekkings, cabalgatas, kayak, etc. En el valle las opciones son infinitas, y nunca te vas a aburrir.

Así que espero que te hayan gustado estos rinconcitos que te mostré. Y que también me cuentes cuáles son tus preferidos, ¡a ver si los puedo conocer yo en mi próximo viaje!

¡Nos vemos en una semana! ¡Abrazo viajero!

yacanto-del-valle-de-calamuchita

Seguime en las redes:

    2 comentarios en «Cinco lugares tranquilos y relajados para pasar el día en el Valle de Calamuchita»

    1. Viajera especial!! pura naturaleza.
      No conozco ninguno de esos lugares, pero me parece que tendré que obviar un poco el pan. Para no engordar, sólo picada… y pastelitos, glup, mi debilidad.
      Conozco las ciudades que nombras ,pero no por que me guste amontonarme, sino xq las tomo como cabecera y hacer excursiones cercanas.
      La capilla maravillosa !!! Hasta pronto, con un nuevo relato, entretenido y esclarecedor de la bella Córdoba y de todos los que visitas.

      1. jajajaja, Lili ¡me hiciste reir! Yo también siempre hago base en Villa General Belgrano, pero nunca me quedo en la ciudad, sino que salgo a recorrer estos rinconcitos. A la capilla tenés que ir, y a la bodega también! Te van a encantar, incluso el paseo hasta llegar hasta allí es maravilloso, rodeado de pinos, subidas y bajadas. Eso sí, el camino está medio destruído.
        ¡Gracias por tu siempre bella devolución! ¡Abrazo grande!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.