Ciudadanía y Turismo en Campobasso. ¡La región que no existe!

¡Hola! ¿Cómo estás? Yo por cumplir tres meses viviendo en Campobasso, ¡ya era hora de que le dedique un post! Me cuesta mucho hacerlo, porque es un lugar que me provoca sentimientos encontrados: por un lado me parece una región maravillosa, llena de colinas, paisaje muy verde y un centro histórico maravilloso; por el otro, es la primera vez que vivo en una ciudad chica, y ¡me cuesta muchísimo encontrar actividades para hacer! Pero no es mi opinión solamente, los mismos italianos me preguntan una y otra vez:   ¿Qué hacés ahí? ¡¡¡mamma míaaa!!!

Pero acá estoy, y te voy a contar un poco sobre esta zona de Italia ¡que pocas personas conocen!

Campobasso
Campobasso

La región que no existe.

Campobasso se encuentra en la región del Molise, ubicada a 185 km de Roma y a 90 de Nápoles. La ciudad posee alrededor de 55.000 habitantes y es la capital de la provincia del mismo nombre, y de la región del Molise, que abarca esta provincia y la de Isernia.

Toda la zona del Molise se ha ganado una fama muy curiosa: ¡la de ser la región que no existe! Incluso se ha hecho famoso el hashtag #ilmolisenonesiste, donde todos vuelcan sus jocosos comentarios, burlándose por ser la región más joven de Italia, la menos conocida, una de las más pequeñas, más pobre y despoblada. Además de leerlo en todos lados, soy testigo del problema de la despoblación: en Campobasso no hay prácticamente personas de edad activa. Y es que la franja trabajadora suele emigrar hacia otras regiones, pues acá no hay muchas oportunidades laboralesLo que sí vas a ver mucha gente universitaria, y muchos jubilados. En Campobasso se encuentra la Università  degli Studi del Molise, que aloja unos 7000 estudiantes en sus claustros. Pero una vez recibidos, emigran.

Como contrapartida, el Molise conserva su autenticidad y sus costumbres, y a mi forma de verlo, vale la pena tomarse unos días para conocerla. Es un lugar auténtico y atemporal, ¡la Italia profunda, como le dicen! El turismo de masas no ha llegado aún, y es una de las regiones más incontaminadas de Italia.

Ciudadanía en Campobasso:

Si entraste al blog buscando info sobre Campobasso como comuna para hacer tu ciudadanía, te voy a decir mi verdad. Cuando llegué a esta ciudad, ¡hice todo rapidísimo! Eso sí, ya entré con la declaración de presencia y el códice fiscale tramitado en otras ciudades. En Campobasso solo debí fijar la residencia y a sólo dos semanas de haber llegado ¡ya había presentado la carpeta!   

A esas alturas yo leía en los grupos que las personas que ya estaban aquí desaconsejaban venir a Campobasso y yo sentía que lo hacían para que no se sature la comuna. Que cada uno estaba cuidando su corral.   

Pero el tiempo fue pasando, ¡y hoy ya no sé qué pensar! Al final no estaban tan equivocados en los grupos… Yo presenté hace un mes y medio y aún no tuve ni una novedad. No sabemos si la han revisado, si han mandado las PEC, ¡no sabemos nada de nada! Y empecé a conocer gente que está hace muchos meses esperando. Así que… yo no te voy a decir que no vengas, pero mi consejo es que antes de venir ¡averigües bien! Preguntá todo, no vengas con dudas, en general nadie te explica nada y uno llega siempre con muy poca información. Obviamente, si necesitás que te cuente mi experiencia, ¡escribime!

Clima.

El clima en Campobasso no es para mí. Es frío casi todo el año, aunque por suerte es seco. ¡Es una de las capitales más frías de Italia! Dicen que en cada estación se aprecia un paisaje distinto, asemejándose a nuestro sur argentino. Veranos muy verdes, calientes y secos (¡y cortos!), otoños coloridos, inviernos nevados y primaveras llenas de flores. 

Turismo en Campobasso.

Si googleás qué hacer en Campobasso, te van a salir principalmente iglesias. Yo no soy gran admiradora del turismo católico así que todo bien, las veo por fuera, capaz que entro diez minutos a ver cómo son arquitectónicamente. Pero ahí se terminó mi turismo. Así que este post incluye más bien recorridos urbanos, caminatas por la ciudad, arte y verdes paisajes.

Una caminata por el centro histórico.

El centro histórico ¡es muy pintoresco! Arrancamos en la Piazza Gabriele Pepe con sus callecitas peatonales llenas de cafés y tiendas. Allí también se encuentran el Palacio de Gobierno, La Catedral de la Santísima Trinidad (hoy cerrada por reformas) y el Teatro Saboya. Por esa misma calle se llega hasta la base del Parco della Via Matris, donde empieza la subida para llegar al Castillo Monforte. El camino en sí es una maravilla. Ya al principio vas a encontrar unas callecitas muy fotografiables, donde es lindo perderse un rato… Es un cerro muy silencioso, allí ni los gatos se mueven cuando pasan los turistas y el tiempo ¡parece detenido!

Allí vas a encontrar iglesias y más iglesias: en la base está la iglesia de  San Leonardo. A los tres minutos de subir está el primer mirador, junto con la iglesia de San Bartolomeo (del siglo XIII) y unos pasos más arriba la iglesia di San Giorgio (del siglo XI). De allí arranca un camino lleno de árboles que fueron plantados en homenaje a los caídos de guerra (llamada justamente Viale Delle Rimembranze), que termina en el castillo Monforte (construido aproximadamente en 1450) y en el Santuario di Santa María del Monte.  Al castillo se puede acceder de manera gratuita y ¡vale la pena! A veces allí se hacen espectáculos y recitales, tuve la posibilidad de ir a uno y ¡me encantó! Jazz, blues y swing en un castillo y con luna llena… ¡No ocurre todos los días!    

La plaza principal: Vittorio Emanuele II.

Es el lugar donde todos se reúnen. Son dos cuadras de plaza y calle peatonal, con tiendas, bares y heladerías, pero también con bancos para sentarse y charlar un poco con los conocidos. Durante la mañana o luego de la siesta, se llena de personas que pasean y se encuentran allí, dándole mucha vida al centro de la ciudad. Durante las horas de la siesta, es una plaza fantasma, ¡al menos en verano! En Campobasso, ¡la siesta se respeta a rajatabla!

Al final de Corso Vittorio Emanuele II (la peatonal) se encuentra un monumento tipo tótem dedicado a la victoria en la 1ª guerra mundial. Suele ser un lugar de encuentro para los campobassanos y también el sitio donde se festejan las victorias de su equipo, el Società Sportiva Città di Campobasso, del cual son grandes fanáticos.

Villa de Capoa.

Ubicada en el corazón de la ciudad, es un pulmón verde que en verano se disfruta muchísimo. La Vila de Capoa es un parque de estilo clásico, construido por Andrea de Capoa. Su última propietaria, la condesa Marianna de Capoa, lo donó en 1875 al Ayuntamiento de Campobasso. Hoy es una plaza muy verde, llena de estatuas, fuentes, asientos de mármol, y grandes árboles de cedros, tilos y cipreses así como también otros arbustos que forman una especie de laberinto a lo largo del parque. Allí además de pasar una tarde de relax, también podés ir a alguno de los eventos que se organizan, como conciertos o actividades literarias. 

Caminante no hay camino…

Como te decía al principio, cuando llegué a Campobasso no sabía muy bien qué hacer, así que me dediqué a caminar. Caminar y caminar… Así, salía a caminar sin rumbo un día cualquiera, y siempre me sorprendía con los rincones hermosos que iba encontrando. Cada día fui yendo más lejos, me siento Forrest Gump, ¡llevo caminados cerca de 500 km!

Mis lugares preferidos fueron siempre los bosquecitos y los espacios verdes. Allí podía sentarme un rato con mi música y disfrutar del verde y el aire puro. Campobasso está lleno de árboles, especialmente coníferos, lo que me encanta porque contrasta bastante con aquello a lo que estoy acostumbrada.

Mis lugares preferidos:

Así que acá te cuento cuáles fueron los lugares que más me gustaron de mis caminatas diarias:

  • Parco San Giovannello, cerca del Shopping. Un pequeño cerro lleno de pinos, con un mirador a toda la ciudad. Se recorre muy rápido, pero vale la pena ir, te vas a sentir en un paisaje de Bariloche.
  • Un bosquecito pequeño que se encuentra en el camino a Ferrazzano, sobre la via Conte Rosso. La calle allí es de curvas y contracurvas, así que uno entra al bosquecito para evitar el tráfico. Una vez allí no querés salir.
  • Parco San Giovanni: con juegos para los más chicos, pero también con un área verde especial para llevar una lona y hacer un picnic. Allí también se organizan conciertos y eventos varios.
  • Bosco Faiete: es un parque muy lindo que está a unos 5 km del centro de la ciudad, pasando el Hospital Público. Tiene parrilleros, dormis y lugar para acampar, pero fui varias veces y nunca vi que hubiera nadie. Supongo que por lo mismo que dije antes…¡Il molise non esiste! La verdad… creo que se lo pierden, a mí me encantó el lugar.
  • Ferrazzano: es el pueblo más cercano, se llega a pie en 50 minutos, por un camino que es una belleza.  En la base del cerro se encuentra un bosque de pinos y una vez que lo subís, sus casas de piedra y sus miradores te van a sorprender. Se ve mucho del Molise desde allá arriba. Hay que ir al atardecer y ver aparecer las primeras luces desde el mirador, de noche el cielo es tan limpio que es común ver estrellas fugaces. Inolvidable.

Arte en Campobasso.

Desde que llegué y pese a la pandemia, Campobasso siempre ofrece actividades culturales en sus lugares públicos. Generalmente música, pues en Campobasso hay un conservatorio musical y una Ong: “Associazione Amici della Musica”, que hacen que nunca falte un espectáculo. Sin embargo, desde que llegué también hubo cine al aire libre, un festival de teatro y otro de fotografía. Todo se publica en grandes carteles, distribuidos por toda la ciudad.

Actividades-en-campobasso

Street art.

Los trabajos en las paredes ¡Son espectaculares! Todos los años hay un festival de arte callejero, llamado “Draw the line”, organizado por una asociación llamada Malatesta y los artistas callejeros sí que se ponen la camiseta. Acá te dejo varias fotos para que veas, y este artículo que cuenta un poco más

Il Museo dei Misteri.

Por último, una mención a este museo especial. En Campobasso se celebra todos los años el Festival dei Misteri, durante el domingo de Corpus Domini. Se trata de una procesión de los Misterios que se realiza en las calles de la ciudad desde 1768. En ella desfilan personas, sobre unas estructuras moldeadas que representan los 13 misterios.

El museo fue creado para exhibir los trajes y las fotografías de los eventos pasados, así como las estructuras y costumbres del festival. Asimismo, cuenta con una sala de proyección, donde se muestran los desfiles anteriores. Está ubicado en el centro de la ciudad y hay que reservar con anticipación para poder entrar. Esta es la página.

¿Qué te pareció? ¿Me vendrías a visitar?

¡Espero que este relato te haya dado ganas de venir a conocer Campobasso! Y sino es para tanto, ¡que al menos te haya gustado conocer una región diferente de Italia! Si querés visitarme, creo que estaré uno o dos meses más… 😉 😉

Y como siempre te digo, si necesitás alguna info, si querés saber algo más sobre esta región, sobre la ciudadanía o sobre viajes en general ¡estoy a un click de distancia!

Nos vemos en una semana. ¡Abrazo viajero!  

Si te gustó este post, o si te encanta el blog en general, ¡Suscribite acá abajo!

    Seguime en las redes:

    2 comentarios en «Ciudadanía y Turismo en Campobasso. ¡La región que no existe!»

    1. El Molise originalmente estaba unido al Abruzzo, la región de mis antepasados! De hecho, ambas regiones son similares en cuanto a desarrollo, historia, sociedad…
      Me alegra ver que en cada lugar, aún en los menos pensados, se puede encontrar magia!

      1. ¡Hola Ale! Así es, se separaron hace relativamente poco, ¡en 1963! El Abruzzo tiene más fama, pero tenés razón en que cada lugar tiene su magia. ¡Abrazo grande!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.