Viajar sola a los 44 años.

Esta semana ¡se cumplieron dos meses desde que llegué a Italia! Como ya te conté en este post, estoy empezando a cumplir un sueño, y mi sueño es vivir viajando. Viajando sola, a mis 44 años.

Y hoy te quiero hablar de cómo me siento yo viajando sola a los 44 años, y darte mis argumentos al respecto. Qué me pasa en este viaje en particular, donde ya no tengo veintipico pero sigo viajando con la misma intensidad que a esa edad: me siguen gustando los hostels, me encanta conocer gente en cada destino, si puedo uso bla bla car o couchsurfing porque me permite relacionarme y sigo caminando a lo bestia de día y saliendo a tomar cervezas de noche. Duermo más, eso es verdad. Necesito hacerlo, porque sino no repongo energías. Pero por lo demás, gracias a Dios ¡me siento bastante joven!

Pero volviendo al asunto de viajar solx después de los 40, te voy a contar cómo me siento yo hoy, en general:

Así-me-siento-a-los-44-años
¡Así me siento! ¡Feliz!

La edad no es documento, decía mi mamá.

A los 44 años la mayoría de los viajeros con los que me cruzo suelen ser bastante más jóvenes que yo; particularmente en este viaje me encontré tomando fernet con una franja etaria de 17 a 30 años. Para mí es toda una aventura poder compartir tiempo con gente de distintas edades, porque ¡me enseñan cosas cada día! Además de lo que insisto siempre: ¡los viajeros no tenemos edad! 😉

A los 44 años me preguntan: ¿estás casada? ¿Qué hacés viajando sola, sin marido? ¿No tenés hijos? ¿Viniste acá a buscar marido? ¿Ese chico con el que estás viajando, es tu hijo? ¡No me maten, gente! La verdad que por unos pocos años podría serlo, ¡pero no lo es! jaja. Yo respondo todas las preguntas con naturalidad, ¡no me afectan la autoestima para nada!

viajeros-de-diferente-edades

De miedos y vergüenzas.

A los 44 tengo menos miedo que antes. Desde el punto de vista del miedo mismo, a que me pase algo malo por ejemplo, y desde el punto de vista de dejar mi cómoda vida por otra diferente. Como lo dije en este post, yo era una persona llena de miedos. Hoy me siento mucho más segura, pues ¡ha corrido mucha agua bajo el puente! Le sigo teniendo miedo a los precipicios cuando voy en auto, pero solo si la carretera es demasiado empinada. Los últimos aviones que tomé, ya prácticamente no me asustaron. Hoy ya no me impresiona hacer dedo. Con la gente entiendo tener mucho más instinto que cuando tenía 20 años. En fin, la vida trae experiencias ¡y eso está bueno!

A los 44 años ¿me dan vergüenza menos cosas?… mmm, no lo sé… No, la verdad que no, sigo siendo espantosamente vergonzosa, pero intento vencer la vergüenza con pequeñas acciones, ¡por más que me cuesten! En estos días pensaba que por lo tímida que soy, ¡he hecho bastantes cosas en mi vida! A veces paso por ese bar que me gusta y sigo de largo, uno o dos días, y al tercero, voy me siento sola y me tomo una cerveza… y sonrío, como quien ganó una batalla.

almorzando-sola-en-mexico
Almorzando sola en Playa Mujeres

Sobre gustos y finanzas.

A los 44 años tengo más claro lo que quiero y lo que me gusta. Cómo me gusta viajar, qué elijo y qué no. Hoy sigo eligiendo los hostels porque me dan la hermosa oportunidad de socializar, pero ya no voy a habitaciones de 12 personas por ejemplo. También elijo dormir en un cuarto en vez de esperar 12 horas en el aeropuerto y elijo tomarme un taxi en vez de caminar muchas cuadras con la mochila puesta. Pero la buena noticia es que si quiero, también puedo esperar 12 horas sentada en el aeropuerto o caminar con la mochila. Me voy adaptando según mis gustos (o el dinero que disponga jaja).

Relacionado con lo anterior, a mis 44 años mi economía está un poco más ordenada. Puedo darme esos gustos de los que te hablaba antes sin desestabilizar mis finanzas o quedarme sin viajar al año siguiente. A los veintipico podía hacer muchas menos cosas que las que puedo hacer hoy. Y me gusta darme esos pequeños lujos viajeros, ir a comer afuera, comprarme un perfume, hacer esa excursión que me interesa o pagar un recital.  

hay-que-darse-los-gustos-a-los-44-años
¡Pequeños-grandes gustos!

Experiencias y formación.

A los 44 años ya vi mucha gente que está viajando sin fecha de retorno, y que me dan coraje para poder hacerlo yo en el presente. Respecto a los viajes no hay límites: si hoy veo una persona que va de Ushuaia a la Quiaca en bicicleta, mañana me voy a cruzar con otra que lo está haciendo caminando. Luego aparece un mochilero de 70 años, pero luego hay una señora de 80 que recorre Sudamérica con una Van. Hay gente que viaja en kayak, otros dan la vuelta al mundo en velero… Repito: no hay límites, menos de edad. ¡Todo está en tus ganas y en tu pasión!

A los 44 años un punto negativo es que  no me han quedado posibilidades de hacer una work and holidays o work and travel. Pero por otro lado, hoy tengo mucha más formación, lo que me permite elegir entre más opciones a la hora de buscar un trabajo. Además ya tengo muchos años de antigüedad laboral, con lo que podré tomarme un par de años sabáticos sin afectar demasiado mi futuro.

¡San google!

Esto no es por mi edad, sino por la época en la que vivimos: hoy también (y me toca a mis 44 años, jeje) hay mucha, mucha información para organizar un viaje solx: blogs, comunidades, redes sociales, páginas, aplicaciones, foros. Siempre vas a encontrar personas haciendo lo mismo, planeando lo mismo e incluso dispuestas a ayudarte. Esto facilita muchíiiisimo las cosas. Incluso buscar trabajo se vuelve más fácil, hay páginas de ofertas laborales, pero también hay voluntariados, visas, intercambios de casas, autos compartidos, comida compartida y todo lo que te imagines. Es un mundo inabarcable.

Redondeando…

mochilera-a-los-44-años
Ci vediamo!

Viajar solx es una bendición, ¡a la edad que sea! Una experiencia que nadie debería perderse (pero tampoco es una obligación, ¡ojo!). Te lleva a experiencias intensas, te hace enfrentarte a vos mismo muchas veces, te obliga a tomar decisiones solo, a cuidarte solo, a hacer cosas que no te hubieras animado en tu ciudad. Te obliga también a confiar más en el instinto, porque te pasan más cosas y debés estar preparado.

Lo importante para mí es no perderse la experiencia de viajar por tener más de 40. Ni por ningún otro motivo. Las personas muchas veces buscan excusas para no hacerlo. “Tengo hijos”, “Estoy grande”, “No puedo dejar el trabajo”, “Viajar es muy caro”… ¿cuántas más escuchaste?

¿Se te ocurren más motivos para viajar solx después de los 40? ¡Los podés compartir acá! ¡Te leo!

¡Abrazo viajero!

Seguime en las redes:

    14 comentarios en «Viajar sola a los 44 años.»

      1. ¡Gracias Alejandro! Me alegro que te haya gustado. ¡Abrazo grande!

      2. Excelente!!! Una invitación a reformular creencias y animarse a explorar la vida, que es a lo que realmente vinimos! Te felicito!)

      3. ¡Reformular creencias! Que linda expresión, ¡y que necesario es! ¡Gracias por tu aporte, Jorge! ¡Abrazo!

      1. ¡Muchas gracias Ami! ¡Claro que la llena! Para mí es una de las mejores cosas de la vida jaja

    1. Que bueno leerte. Soy de las de más de 40 y en el último viaje que hice me sentí bastante incómoda al encontrarme con gente joven la mayoría . .. si bien mantengo el mismo espíritu yo misma me prejuzgo .. de echo ahora tengo la posibilidad gracias a unos ahorros de poder viajar uno o dos meses sin trabajar y me siento como irresponsable…. Pero más que nada por los que te dicen y de que vas a vivir …o cómo vas. A dejar de trabajar .. gracias por tu post.

      1. ¡Hola Moni! ¡gracias por tu devolución! Te voy a responder con algo que me dijo una psicóloga cuando yo decidí dejar la abogacía y todo el mundo me prejuzgaba, sobre todo mi familia. Ella me dijo: tu papá que te prejuzga, ¿te paga el alquiler? no, le dije yo. La gente de tu trabajo que te prejuzga, ¿paga tus vacaciones? no, respondí… y así varias más hasta que me dijo: y si nadie participa en el modo en cómo vos te ganás la vida, ¿qué te importa lo que digan? No sabés el peso que me saqué de encima y desde ahí ¡pude dejar la carrera sin inconvenientes! Los que prejuzgan se miran a ellos mismos más que a vos, nunca debería ser un obstáculo y menos que menos ¡impedirte que viajes! Si tenés ahorros y ganas de viajar, ¡dale para adelante! Escribime que te doy tips para que lo puedas organizar ¡y no te aburras ni un minuto! O date una vuelta por acá: https://nuncadejesdeviajar.com/category/recursos-para-viajar-solo/
        Como dije en el post, yo estoy rodeada de gente de 30 y no me siento para nada mal! Además es una casualidad, porque en otros viajes he estado con gente de 50 y 60 años que andaba de mochilera.
        ¡Quiero que me cuentes cuando saques el pasaje!!! Y arriba… ¡Nunca dejes de viajar! 😉

    2. Gracias por tu aliento y tú hermoso post. Es así ..la gente siempre opina desde sus mambos…pero a veces me hacen sentir hasta con culpa por dejar un laburo y viajar . Por el momento estoy en argentina y quiero hacer un viaje al norte. Así. Tal cual vos lo decís en el post comenzar por lugares no tan lejanos . . Lo estoy planeando para el próximo mes . Así que obvio que después te cuento y ya me leo todo tu blog.. gracias por tu tiempo !

      1. ¡Hola Moni! No te quiero incentivar así a lo «dejá todo y viajá sola» porque el arrebato tampoco es la que va. El viaje se puede planificar; podés pensar en qué es lo que necesitás para poder materializarlo: si tenés que ahorrar un tiempo, si es viable dejar el trabajo, cómo mantenerte durante el viaje, cuántos meses te podés mantener sin necesidad de trabajar… Pero más allá de cierta planificación que para mí es importante, si tu sueño es viajar por un largo tiempo, o incluso vivir viajando… ¡Dale para adelante! Ese es mi sueño también y estoy segura de que se puede. Si algo te frena ¡que no sean las personas!
        El norte es un destino ideal para empezar un viaje largo, ¡me encantó tu elección! Mi consejo: hacete un perfil de Couchsurfing. Además de que no vas a estar ni un segundo sola, vas a conocer gente en la misma sintonía y te va a ayudar a seguir camino. ¡Abrazo suuuuperrr viajero! 😉

      1. ¡Hola Diana! No hay problema, escribime y si está en mis posibilidades, ¡te ayudo! Por las dudas te aclaro que no soy una experta en el tema, solo puedo hablar desde mi experiencia. ¡Saludos!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.